Historia del Arte en Rosario


Ir al Contenido

Rayón, Julio

Biografía de Artistas > Seleccionar un Artista

Dibujante – Grabador – Escultor


Nacido en Córdoba, desde su infancia nació su interés por la realización artística; comienza a modelar en cerámica; procesos lúdicos de encuentro con su futura vocación, como así también materiales y caminos que aparecerán en sus futuras obras.
Es en Córdoba donde comienza su orientación y primeros trabajos artísticos, con uno de las cuales obtiene un primer premio; esta recompensa le permitió exhibir en Buenos Aires con solo 18 años su primera muestra titulada:
Córdoba, pintura actual.
Frecuenta a dos maestros, Marcelo Bonevardi y César Miranda.
A través de los libros comienza admirar las obras de los artistas: José Guadalupe Posada, Paolo Ucello y Giorgio Morandi, entre otros.
En 1971 se muda a la ciudad de Rosario, y continúa su formación en la Facultad de Bellas Artes.
Durante la época de la Dictadura Militar, sus rebeldías e ideales de libertad, lo llevan a prisión durante largos catorce meses; en cautiverio nace su hijo.
En esas condiciones comienza a dibujar en tinta negra, escenas sufridas y dramáticas que posteriormente convirtió en una serie de grabados xilográficos que denominó:
Vía Crusis;expuestas luego en Brasil. En plena dictadura uno de sus grabados es premiado en el Salón del Museo Castagnino de Rosario.
“La xilografía tenía para mí, y para tantos otros, la fuerza y la sustancia suficiente y
necesaria como para poder acercarnos más a aquellos en los que nosotros creíamos o
por los cuales también hablábamos”.
En esta época Rayón propiciaba el contacto de los artistas y creadores de diferentes regiones vinculados a diferentes disciplinas como la poesía y la música configurando la:
Agrupación Independiente para la Búsqueda de una Expresión Americana.En la misma participaron: Pichi de Benedictis, Alberto Calleasi, junto a conjuntos y artistas populares como los Olimareños, el Cuchi Leguizamón, los Trovadores, Ariel Petrocelli, entre tantos otros.
En la ciudad de Rosario, su inquietud lo llevó a realizar diferentes actividades y propuestas culturales: En 1984 fue director del Museo de la Ciudad, institución que dedicada a preservar la memoria cultural de la ciudad.
Estuvo en la conformación y posterior dirección de la carrera de Museología.
Impulsó los Departamentos de Restauración estatuaria, de Arqueología de Fotografía, de Conservación, y las investigaciones en Ciencias Sociales.
En 1989 favorece y aporta su participación en el Centro Cultural Parque Alem.

La obra

Rayón es poseedor de una amplia producción plástica que abarca: dibujos, pinturas, cerámicas, grabados y esculturas. Acompaña a cada realización, una perceptible acumulación de experiencia y conocimiento.
Obras de lenguajes y expresiones, comprometidas por los diferentes paisajes sensibles que debió transitar su vida.
Están presentes las propias utopías de América desde el yugo colonizador a nuestros tiempos, sin interrupciones. Prolongados momentos de inestabilidad política provocada por las transformaciones sociales que atravesó también a la Argentina, un escenario de protestas, un espacio de desesperación y violencia.
Rayón no es fatalista; deja un sueño idealizado de futuro, capaz de redimir los males y los sufrimientos sociales.
El espectador puede descubrir los diversos atajos elegidos por el artista;los territorios íntimos o imaginarios, para nombrar lo real de este mundo; o para dar nombre o resignificar lo vivido.
Todas sus etapas poseen factor común: El Hombre y su entorno.

Xilografías: (Xilografía = grafismo sobre madera, procedimiento que consiste en incidir con herramientas de corte sobre la superficie de una tabla de madera; posteriormente entintada permite a modo de un sello obtener múltiples copias).
Los procesos xilográficos afirman un buen dibujante y conocedor de esta técnica. Queda manifiesta la admiración y conocimientos legados del profesor y artista Rubén de la Colina bien asimilados y procesados por Rayón.

Serie del
Vía Crusis, una interpretación de las estaciones de cristo; la obra toma la dimensión expresiva del muralismo mejicano, rica y variada técnica, una temática Universal del dolor, pero desde la sensibilidad americana.
Esta producción resulta de un lenguaje expresivo muy accesible y fácil lectura; solo para ser contemplada.

Xilografías. Mitos y Leyendas. Todos los pueblos tienen como historia la extensión de sus propios mitos. América tiene raíces tan profundas e importantes que no puede permanecer en ese silencio impuesto y esa cultura que pretendieron destruir para imponer la europea.
Rayón inicia un rescate de imágenes, colores, costumbres, máscaras, ritos para resignificarlas en actuales lenguajes.

Rayón, Julio - Dibujo Serie eclosiones 2Rayón, Julio - Dibujo Serie eclosiones 3Rayón, Julio - Dibujo Serie eclosiones 4Rayón, Julio - Dibujo Serie eclosiones 5Rayón, Julio - Dibujo Serie eclosiones 6Rayón, Julio - Dibujo Serie eclosiones 7Rayón, Julio - Dibujo Serie Todos contra todosRayón, Julio - Dibujo Serie Todos contra todos 2Rayón, Julio - Dibujo Todos contra todosRayón, Julio - Escultura Aparato infernal DetalleRayón, Julio - Escultura Estructura infernalRayón, Julio - Escultura Estructura para fogata DetalleRayón, Julio - Escultura Estructura para tiempoRayón, Julio - Escultura Nave del encuentroRayón, Julio - Escultura Personaje atrapadoRayón, Julio - Vía Crusis Xilografía Estación 6Rayón, Julio - Vía Crusis Xilografía Estación 9Rayón, Julio - Vía Crusis Xilografía Estación 610Rayón, Julio - Xilografía Desatadores de tormentasRayón, Julio - Xilografía DesencuentroRayón, Julio - Xilografía Musicos y bailarinesRayón, Julio - Xilografía El chancho con cadenasRayón, Julio - Xilografía Encuentro de CarnavalRayón, Julio - Xilografía La Luna de los 4 vientosRayón, Julio - Xilografía La Luna se hizo con aguaRayón, Julio - Xilografía Luna y pájaros rojos

Los Tótem: Otra de las etapas que imprimen cambios en su producción, son las figuras totémicas; obras que parecen surgir de antiguas culturas arcaicas convertidas en verdaderos dioses para ser adorados. Aquí los materiales son tratados con cierta crudeza y brutalismo primitivo; subyacen las fuerzas del bien, inherente al hombre de todos los tiempos con sus mitos y creencias religiosas de raigambre americana, totalmente diferentes a las imágenes europeas.
Seducido y cautivo de este mundo americano, aún tan virgen, tan pleno y vital e inmenso, por lo simple, el colorido, la materialidad y temáticas indivisibles.
Modeló vírgenes, santos, ángeles, arraigados con el nutriente de la naturaleza de esta tierra. Perpetuados con los mitos e imaginarios populares.

“La idea de trabajar con mitos es porque ellos nos constituyen como pueblo y las leyendas trasuntan una esencia, una historia, una relación con la tradición, en el sentido de traer, que hace que los lenguajes se vuelvan más comunes y la relación entre el artista y el receptor tenga elementos afines de recepción”.

En una etapa comienza a realizar
Los Tótems, monumentales esculturas construcciones de fragmentos y ensamblados de diferentes materialidades encontrados en desuso; restos de vigas de madera, elementos de hierro en desuso, alambres y herramientas de labores rurales resignificados se transforman en algo valioso, elevados a la categoría artística.
Se vale del modo constructivo iniciado por los vanguardistas Marcel Duchamp o Man Ray con el ready made y la riqueza poética que otorga el objet trouvé.
Los tótems tienen su lugar de gestación en los viajes que Rayón realizó en los ´90 a Nicaragua.

Dibujos: A comienzos del 2000 inicia una serie
Todos contra todos, verdadera “Guernica” americana, fragmentaciones, desgarros, inútiles sangrías, una Apocalipsis figurativa de alta síntesis; dignas de poder alcanzar por su fuerza compositiva expansiva la dimensión del mural. Rayón aquí resignifica la esencia de anteriores etapas brutalistas. La presencia de figura y fondo; planos de color de intenso brillo expresionista se alternan con planos de fondo inconcluso y completados en precisa y espontánea composición lineal.
En la serie Eclosiones, Rayón percibe dentro de tanto fragor un idealizado Renacimiento, como si toda la fuerza y pureza de la naturaleza se hiciese presente para recrear un nuevo Paraíso. Animales exóticos en su hábitat en Paz con la Vida.

Instalación: Obra que se integra y apropia de un espacio público. Rayón aquí trabajó el concepto de ausencia y de invisibilidad.
Buscó emplazar su trabajo en el corazón del paisaje urbano,
elBosque de la Memoria. Consistióen cobijar huellas de pisadas humanas sobre baldosas de cemento.
Este Sendero que se confunde en el amplio espacio donde año tras año los familiares de detenidos, desaparecidos y asesinados por la última dictadura militar plantan árboles en memoria de sus seres queridos.
Las baldosas marcadas por huellas fueron pensadas bajo la forma de un diálogo silencioso, casi susurrante, con los ausentes.
Vistas en perspectiva cronológica el conjunto de su obra, establece un lógico entramado. Cruelde la presencia en este mundo de aquellos que fueron sometidos al calvario, son parte de la memoria cultural latinoamericana.


Introducción | Pioneros del Arte en Rosario | Manifestaciones Arquitectónicas | Entidades Culturales | Biografía de Artistas | Glosario Artístico | Bibliografía | Currículum | Mapa del Sitio


Regresar al contenido | Regresar al menú principal